Damnificados improvisan cuartos “con tela” entre los escombros que dejó Otis en Acapulco

La familia de doña Lilia Martínez viven entre los escombros de lo que antes era su vivienda, que terminó reducida a nada tras el paso del huracán Otis.

Oscar Lozano
Noticias

“La gente gritaba lloraba y pues en realidad ni como poder ayudar a la gente porque todos querían salvarse por uno mismo (…) mire cómo está destrozado todo esto”. Así es como habitantes del municipio de Acapulco, en Guerrero, recuerdan el fatídico paso del huracán Otis, un hecho que aseguran jamás habían vivido y que terminó por arrancarles su patrimonio.

Te puede interesar: Incertidumbre educativa tras el paso del huracán Otis en Guerrero

La colonia Unidad Ciudadana, es una de las más altas, lejanas y enclavadas en el cerro, aquí los fuertes vientos no perdonaron nada, la capilla de la comunidad quedó destruida, pero hablar de las casas es hablar de pérdidas totales.

Casas destruidas en Colonia Unidad Ciudadana eran de madera

En este punto, la mayor parte de las viviendas están elaboradas o estaban elaboradas de madera, tanto techos como paredes, y a 13 días del paso del huracán, todavía hay rastros de lo que eran las viviendas. Los habitantes optaron por colocar techos improvisados con cobijas, con tela, para protegerse de los fuertes rayos del sol. En estas casas improvisadas realizan todas sus actividades: comen, guisan y duermen, porque se quedaron sin vivienda.

Quienes aquí habitan buscan repararse del severo golpe que Otis les dio pero saben que el proceso será muy lento.

“¿Perdió prácticamente todo? -Todo lo que es las camas, los muebles, ventiladores y lo más importante la cama y la silla de ruedas de mi niño; la casa… todo perdimos, todo, ropa, todo lo que teníamos -¿En este pequeño cuartito cuantos están viviendo ahorita? -Ahorita estamos viviendo 11 personas (…) ahorita yo estoy guisando en el sol y con leña que quedó de mi casa”, dijo para TV Azteca Puebla, Norma Lilia Martínez, damnificada tras el paso de Otis.

En esta zona como en todo Acapulco, Otis golpeó con fuerza, dejando no solamente pérdidas materiales o humanas, también años de esfuerzo que terminaron en escombros.

Contenido relacionado
×