VIDEO: Joven relata cómo es vivir junto a un panteón

Una joven española se ha vuelto viral tras compartir su experiencia al vivir muy cerca de un panteón, algo que para muchos es una experiencia aterradora.

Denisse Meza
Viral y Tendencia
joven cuenta cómo es vivir en un cementerio
Crédito: TikTok Iraide Elejaga/ @iraideelejaga

Muchos creen que una de las peores pesadillas de la gente es vivir cerca de un panteón, pero no todo es tan malo y aterrador, por ello una usuaria de TikTok ha narrado su experiencia.

Vandalizan caseta de teléfono en el Centro Histórico de Puebla

[VIDEO] Una caseta de teléfono, ubicada en el Centro Histórico de Puebla, fue vandalizada y pintada de color amarillo en alusión a un popular muñeco de bloques.

La joven de nombre Iraide, originaria de la región autónoma Euskal Herria en España, contó que su casa queda prácticamente dentro del cementerio, al punto de que una tumba está pegada a las paredes de la construcción.

En el vídeo titulado “Los vecinos más tranquilos del mundo”, la joven muestra cómo se ven las lápidas desde las ventanas de casa.

La cosa es que esta casa la construyó la bisabuela de mi abuela y antes no estaba el cementerio pegado, si que estaba a lado, pero la casa estaba en la parte de atrás de la iglesia y en la parte de adelanta estaban los panteones”, contó.

También mencionó que su familia tuvo que vender una parte de su terreno a los sacerdotes, que ocuparon esa tierra para expandir el lugar en el que enterraban a la gente.

Te puede interesar:Tiktoker termina detenido por jugarle broma a unos policías

Antes mandaban un montón los curas, y los curas mandaron pues a poner un panteón delante de mi casa y uno llevo a otro. Luego teníamos una huerta a lado de casa, también tuvimos que vender esa huerta al cura, eso ya cuando estaba mi bisabuelo vivo, o sea, esto no hace demasiado tiempo, y al final hemos acabado rodeados de panteones.

Momentos aterradores

La joven contó que el tío de su mamá era se dedicó a enterrar gente en el panteón, por lo que en una ocasión abrió una tumba para sacar restos antiguos y depositar otro cuerpo, entonces se percató de que los huesos estaban boca abajo y la tapa del ataúd estaba arañada.

Tras relatar este hecho, la joven reconoció que se ha acostumbrado a vivir en este lugar; sin embargo, confesó que también tiene sus contras.

Destacaría dos cosas como malas, una de ellas ya no pasa. La que ya no pasa es que antes en la iglesia había un reloj y cada 15 minutos tocaba de 8 de la mañana a 10 de la noche (...) La otra es que es un cementerio pequeño, de un pueblo, entonces las señoras mayores a veces van a las 7 de la mañana y entonces tu estás durmiendo plácidamente y escuchas a Paquita hablando con Josefina”.

Te puede interesar:¡Tiempo de vals! Perrito chambelán se hace viral en TikTok

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a TV Azteca Puebla en Google News!
Contenido relacionado
×